A través de la videoconferencia se podrá tener un contacto en tiempo real paciente-terapeuta, creando así un espacio único de encuentro. La duración de las sesiones serán de 50 minutos, siendo la frecuencia algo que se determinará de forma conjunta.

Las herramientas que utilizaremos para éste tipo de contacto pueden ser: